-Enfermedades -

Para tu comodidad Tarzán y yo hemos ordenado esta sección alfabéticamente. Pulsa sobre la letra que corresponde a la inicial de la información que quieres obtener.

A B C D E F G H I J K L
M N O P Q R S T U V W X
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- A -


Ácaros

   Los hámsters dorados padecemos con frecuencia de acariosis, pero los ácaros causantes de la sarna se hacen prácticamente imposible de reconocer, dado que exteriormente el pelaje suele quedar casi intacto. Sin embargo, sobre la piel se nos forman costras y eczemas, que causan un fuerte prurito. En muchos casos se tarda apenas un mes hasta que morimos con la piel completamente llena de costras, sin que los orificios de la sarna se muestren en el pelaje, como sucede con otros pequeños animales.

   La mayoría de nosotros, los hámsters dorados, albergamos ácaros, los cuales, no obstante, no se hacen patentes ni se multiplican. Sólo cuando nuestro estado general es deficiente estos ectoparásitos se pueden multiplicar mucho, y ello es fácil que ocurra cuando la alimentación es pobre en proteínas de origen animal y hay falta de vitaminas A y E.

   Los ácaros también pueden ser transmitidos por otros animales domésticos, tales como conejos, ratones, ratas, gatos y perros. El tratamiento únicamente tiene éxito cuando se lleva a cabo en el momento en que aparecen los primeros indicios. El remedio es bañar al hámster enfermito con un preparado especial que debe ser prescrito por un especialista. A continuación se ha de secar cuidadosamente y aportarle calor, ya que de lo contrario, como sabrás, nos refriamos con facilidad. Los insecticidas por regla general no tienen efectos, o éstos son escasos, sobre estos parásitos.

Arriba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- C -


Canibalismo

   Si la alimentación de los hámsters es pobre en proteínas, puede darse el canibalismo, es decir, que se coman total o parcialmente a sus congéneres, sobre todo a las crías. Los hámsters dorados necesitamos un 25 a 30% de proteínas en el pienso, y eso con regularidad. Si hay demasiados hámsters en la misma jaula, como a veces se observa en los comercios del ramo, también pueden darse casos de canibalismo. Los animales ya no encuentran reposo y se defienden reaccionando de esta manera. Cuando una madre se come a sus crías, las causas pueden ser parecidas. Pero también puede deberse a otras:

  1. Deficiencia proteínica. La hembra no tiene suficientes alimentos de origen animal en su pienso. Las proteínas han de formar alrededor de una tercera parte del porcentaje total de su alimentación.

  2. Deficiencia de leche. Principalmente en las hembras muy jóvenes la secreción láctea aún no funciona correctamente. En tal caso también sirve de ayuda la alimentación de origen animal, además del yogurt o la leche en polvo, mezclados con algo de agua y copos de avena hasta formar una papilla, a la que se puede añadir asimismo una gota de un preparado multivitamínico. Debido al riesgo de que se agrie, esta clase. de comida se debe retirar al cabo de unas horas y sustituirla por una ración fresca.

  3. Intranquilidad. Unos días antes del parto hay que dejar tanto a la hembra como a su nido con las crías tranquilas durante los primeros diez días de vida. Tan pronto como la hembra construye el nido para el parto y la cría de los pequeños, ya no se ha de tocar. El olor individual de la madre y el del nido no deben ser trastornados. Durante este período sólo se limpiará el rincón del "retrete" o, lo que es más sencillo aún, se vacía el tiesto que hace las veces de tal. Cuando ya hay crías, no se debe mirar por curiosidad al interior del nido. El cuidador, con el que la madre está familiarizada, se lo permitirá únicamente cuando las crías tengan diez días de edad. Sin embargo, tampoco ahora se cambiará el material del nido ni se cogerán los pequeñuelos con la mano. Eso puede hacerse cuando las crías tengan tres semanas y ya no mamen.

Colibacilosis

   Esta enfermedad intestinal, que deja mojada la cola y toda la región anal, es causada por colibacilos (Escherichia coll). Estas bacterias están presentes en pequeño número en toda flora intestinal sana, pero cuando hay otras enfermedades, un cambio en la alimentación, agua o un pienso sucios, así como estados de estrés que reducen la vitalidad del hámster, se pueden multiplicar peligrosamente. En este caso aparece una infección que produce diarrea, falta de apetito, apatía, respiración pesada, así como hinchazón del hígado, el bazo y los riñones. A menudo el transcurso de esta enfermedad es tan rápido que cualquier ayuda llega demasiado tarde. Más de la mitad de los hámsters muere en el intervalo de 2 a 3 días, algunos la padecen durante semanas y luego mueren, o también se curan. Sin embargo, también existen animales que no enferman, pero que expelen continuamente estas bacterias, con lo que ponen en peligro a otros animales. En algunos criaderos esto ya ha causado grandes pérdidas hasta que finalmente se reconoció el agente causante.

   En la actualidad se puede reconocer una colibacilosis por medio del cultivo de las bacterias sobre un sustrato y diferenciarla así de una salmonelosis. Desgraciadamente hoy en día hay muchas cepas de colibacterias que son resistentes a numerosos antibióticos, de manera que sólo hay unos pocos que realmente sirven para algo. Cuando la enfermedad es aguda normalmente no se puede esperar a la evaluación del test, de modo que se suele administrar un antibiótico de espectro amplio confiando en que surtirá efecto. (Recuerda que el diagnóstico correcto y los medicamentos deben ser prescritos por un profesional).

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- D -



Debilidad senil

   Cuando los hámsters dorados nos hacemos viejecitos, aproximadamente hacia los dos años y medio o tres años, dormimos mucho más, perdemos el apetito y nos movemos con dificultad. Apenas percibimos ya lo que sucede a nuestro alrededor, y estamos apáticos. Estos síntomas de decadencia unas veces aparecen lentamente, pero otras lo hacen con rapidez.

   Si el hámster no tiene dolores, deberías proporcionarle todo el bienestar posible en su jaula y nido acostumbrados. Tampoco debes llevarle al veterinario, pues ello significaría un esfuerzo demasiado grande para el animalito.

   Dale al hámster algunas de sus golosinas preferidas, pero no te intranquilices si ahora ya no hace caso de ellas. Sus energías se extinguen paulatinamente, al igual que sus fuerzas vitales. La mayoría de veces muere tranquilamente.

Diabetes

   Es muy frecuente en el hámster enano chino. Se trata de una enfermedad hereditaria, muy parecida a vuestra diabetes humana, y que al igual que ésta tiene que ver con el metabolismo de los carbohidratos. Estos hámsters se examinan a conciencia desde hace más de 30 años, para ver qué efectos tiene su alimentación sobre la diabetes. En los experimentos se pudo ayudar a los hámsters enanos chinos con insulina. Sin embargo, esta clase de tratamiento no se puede llevar a cabo cuando se trata de un animal de compañía. El hámster diabético presenta todos los síntomas que aparecen en la enfermedad humana o en otros animales: empeoramiento del estado general, lento adelgazamiento, sed, ascitis, enturbiamiento del cristalino con ceguera en uno o ambos ojos.

   En el hámster dorado es frecuente que la diabetes aparezca con la edad. En ese caso también se presentan los síntomas descritos más arriba, pero hay que añadir que también se presentan hemorragias internas debido a los vasos sanguíneos dañados, que en la mayoría de los casos producen la muerte.

Diarrea

   Los hámsters que todavía permanecen en el nido pueden sufrir a veces una fuerte diarrea causada por un virus, que siempre termina con la muerte del animalito afectado, así como de sus hermanos de camada. La madre y los demás animales adultos no enferman.

   Por desgracia, la fuente de la infección es tan desconocida como un medicamento que la cure o un remedio preventivo.

Dientes demasiado largos

   Si tenemos muy pocas posibilidades de roer comida dura o madera, nuestros incisivos crecen demasiado y si llegara el momento en que ya no pudiesemos meternos comida entre los dientes, moriríamos de hambre. Sin embargo, el veterinario puede acortar los incisivos, siendo aconsejable que sean limados en lugar de cortados con la tenacilla, ya que de lo contrario pueden aparecer grietas longitudinales hasta el alveolo, lo que en determinadas circunstancias puede causar daños permanentes en ellos.

Dientes rotos

   Es raro que a un hámster se nos rompa un incisivo. En tal caso, se debe generalmente a una alimentación pobre en sustancias minerales. Los dientes se pueden fortalecer añadiendo al pienso un preparado cálcico, dándonos una alimentación rica en minerales o añadiendo al agua de la bebida un preparado especial para roedores. Dado que al hámster nos vuelven a crecer, los dientes rotos no son un problema permanente.

Arriba





 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- E -


Enfermedades hereditarias

   Entre los hámsters dorados ha aparecido como enfermedad hereditaria la denominada "cabezas de doguillo" (hocico achatado). Asimismo pueden aparecer deformaciones en las patas.

   Igualmente pueden considerarse enfermedades hereditarias el menor tamaño del hámster pío, arlequín o manchado, su vida más breve y su mayor nerviosismo.

   La predisposición a la diabetes en el hámster chino rayado y a la diabetes senil en el hámster dorado (véase "Diabetes") también es hereditaria.

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- F -


Fracturas de huesos

   Cuando un hámster se cae o tiene cualquier otro accidente es fácil que sufra alguna fractura, que con frecuencia cura rápidamente y bien por sí sola. En un caso así, el hámster debes alojar a tu hámster en una jaula pequeña sin recipientes, pero con una casita-dormitorio. El lecho debe tener muy poco espesor, a fin de que no pueda amontonar su material. Al cabo de 2 a 3 semanas el hámster estará curado. Si la fractura es complicada, el veterinario la entablillará o vendará fuertemente pero, desgraciadamente, el animalito no tardará en roerlo todo.

Arriba


























- I -


Incompatibilidad a los antibióticos

   A los hámsters dorados nos sientan mal determinados antibióticos, a saber: estreptomicina, penicilina y penicilina con procaína. A causa de estos medicamentos podemos sufrir la destrucción de la flora intestinal gram-positiva y, con ello, una intoxicación.

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- M -


Meningitis

   Esta enfermedad, cuyo nombre científico es coriomeningitis linfocitaria (CML), es transmitida por los ratones silvestres. Se trata de un virus que también puede atacar a los hámsters dorados jóvenes, pero sólo hasta la edad de tres meses. Después de la infección casi nunca se observan síntomas, a lo sumo la espalda encorvada, el pelo erizado, apatía, adelgazamiento o conjuntivitis. Raramente hay casos mortales. Es más, al cabo de tres semanas los hámsters vuelven a estar sanos y tampoco siguen transmitiendo continuamente el virus, como desgraciadamente ocurre con los ratones. 0 sea que los hámsters de aproximadamente cuatro meses de edad siempre están libres del virus y ya no representan ningún peligro.

   Las personas que entran en contacto con los excrementos, la orina o la saliva de las crías infectadas también pueden enfermar. Tras una incubación de una a dos semanas aparecen enfermedades parecidas a la gripe pero, en casos excepcionales, también puede aparecer una meningitis, la cual puede ser de larga duración. Es preferible que las mujeres embrazadas no entren siquiera en contacto con hámsters dorados jóvenes, dado que, en la segunda mitad del embarazo, el virus de la CML puede causar malformaciones fetales o partos prematuros. Sin embargo, tales casos han sido muy raros y se hubiesen podido evitar.

   Preste atención a que su hámster dorado proceda de camadas libres del virus de la CML. Numerosos criadores han hecho examinar a sus animalitos y, además, los tienen alojados de manera que los ratones no puedan acercarse ni a los hámsters ni a su pienso. El virus no vive mucho tiempo fuera de los animales. Si tanto corrales como jaulas se mantienen limpios y se desinfectan con regularidad, no hay peligro de contagio. No obstante, al manejar hámsters dorados jóvenes hay que observar ciertas precauciones y lavarse las manos a conciencia cada vez que se tocan.

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- N -


Neumonía

   Los hámster podemos sufrir de neumonía causada por virus, la cual generalmente se manifiesta por un flujo nasal. La enfermedad no suele ser grave, sobre todo si se procura un alojamiento seco y cálido. No se debe sobrepasar el 40% de humedad ambiental relativa, y la temperatura debe hallarse entre 25 y 27ºC. Se recomienda utilizar a intervalos un radiador de infrarrojos del tipo de calor negro. Si no se hace nada y el enfermito permanece en condiciones ambientales demasiado húmedas y frías, morirá en el espacio de una a dos semanas.

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- P -


Parálisis de las patas traseras

   Cuando un hámster se cae, frecuentemente sufre un shock y queda paralítico de los cuartos traseros. En estos casos el calor y el reposo son lo más importante, y puede que en breve espacio de tiempo el animalito vuelva a estar completamente normal. Si no es así, es preferible acudir. a un veterinario, que tal vez pueda ayudarle con una inyección subcutánea de electrolitos. Según Isenbügel, el animal debe recibir 2 a 4 ml, y, además, calor y reposo. Para ello se puede colocar debajo de su nido o de la jaula una botella de agua caliente o una esterilla eléctrica; la temperatura no debe exceder de los 30 *C.

Parotiditis

   Esta enfermedad, en la que se inflaman las glándulas parótidas y a veces pueden aparecer hinchazones similares a las paperas o también una inflamación renal, es causada por virus. En los casos graves se constata una parálisis que progresa de atrás hacia delante. Además de los hámsters también pueden sufrir esta enfermedad los ratones, las ratas y, sobre todo, los cobayas. No hay transmisión de una especie animal a otra.

   En el hámster dorado dicha infección ni siquiera se suele detectar, tan leve es. Pero también se pueden observar todos los síntomas descritos más arriba. Los animales que sanan quedan inmunizados.

   Un diagnóstico exacto sólo es posible mediante análisis virológicos y hasta el momento todavía no existe un tratamiento contra la parotiditis.

Pulgas y piojos

   Los hámsters dorados padecemos frecuentemente la infestación por pulgas y piojos, que suelen transmitirnos otros animales. Estos parásitos pueden producir infecciones bacterianas, enfermedades cutáneas, prurito y hemorragias, que se añaden a otras enfermedades e incluso pueden causarnos la muerte.

   Contra las pulgas, piojos y otros ectoparásitos es útil una tira insecticida, que se cuelga durante uno o dos días en la habitación. El insecticida que desprende esta tira no es peligroso ni para el hámster ni para otros vertebrados, si se emplea siguiendo las instrucciones del veterinario y del fabricante del insecticida.

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- S -


Síntomas carenciales

   Los hámsters podemos padecer fácilmente de síntomas carenciales si nuestra alimentación no está equilibrada. Si nos nutrimos exclusivamente con alimentos ricos en carbohidratos, pueden aparecer enfermedades oculares, un pelaje deficiente y caída de pelo, así como trastornos en el crecimiento de los jóvenes, además de neumonías y esterilidad. Los hámsters que sufren de carencia proteínica pueden volverse mordedores. En tal caso las hembras suelen comerse a sus crías.

   Cuando hay carencia de vitaminas A y E, también aparece caída del pelo y, con ello, zonas calvas en el pelaje. La piel se vuelve áspera y con el aspecto de una "corteza". En este caso los ácaros, que parasitan muy frecuentemente los hámsters, se multiplican con fuerza, de manera que debido a una deficiencia de vitaminas pueden aparecer enfermedades cutáneas graves. La carencia de vitamina A conduce con mayor facilidad a enfermedades infecciosas, sobre todo diarrea. Si hay un déficit de vitamina E, pueden aparecer esterilidad, crecimiento deficiente de los jóvenes y trastornos circulatorios.

   La deficiencia de vitaminas del complejo B puede producir pérdida de peso, pero también la pérdida de pelo, una fertilidad reducida y trastornos del sistema digestivo.

   Un déficit de calcio puede producir la descalcificación de los huesos, pérdida de pelo, diarrea e incluso parálisis.

   Si hay falta de fósforo, se acompaña también de la de calcio; entonces aparece raquitismo y osteomalacia. Estos síntomas surgen también cuando no está equilibrada la proporción calcio-fósforo que ha de ser 2:1.

   La deficiencia de sodio puede conducir a trastornos digestivos, alteraciones del sistema hormonal, malos resultados en la cría y enfermedades oculares.

   Cuando hay déficit de potasio hay sobre todo pérdida de peso, lesiones del miocardio y exceso de líquidos corporales, apareciendo la ascitis.

   Si el pienso contiene demasiado poco magnesio, ello puede tener como consecuencia nerviosismo, excitabilidad e incluso convulsiones. Asimismo podrían aparecer esclerosis renal, diarrea y pérdida de pelo.

   Cuando hay falta de hierro aparece anemia, así como trastornos gastrointestinales y enfermedades musculares. Igualmente pueden aparecer infecciones y esterilidad.

   Si el yodo está en cantidades demasiado bajas, tanto en el pienso como en el agua, pueden surgir enfermedades del tiroides y otros trastornos metabólicos, como un crecimiento deficiente.

Arriba


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- T -


Tumores

   Los tumores sólo cobran significado a una edad avanzada. Antes, los hámsters suelen estar totalmente libres de formaciones tumorales. En la vejez los más frecuentes son los tumores del hígado, de las mamas, de la piel y, sobre todo, de las orejas. En tal caso aparecen neoformaciones en el pabellón auricular que el animal suele rascarse, de manera que sangran y segregan fluido. Es posible operar, pero debido a la avanzada edad del animal apenas tiene sentido.

Arriba


 

 





Recomendaciones de visualización Ultima actualización: Tuesday 09 de May de 2000

Diseño y Mantenimiento: IS. GAITANO. Si la información contenida en este Web incumpliere alguna Ley de Propiedad Intelectual, ruego envíen un e-mail a desis34@yahoo.com y será inmediatamente retirado.