- Alojamiento -
Clases de "casas"

   Diversos son los modelos de casas y diversos son también los precios, aunque no son excesivamente caras; todo dependerá del tamaño y de los accesorios que contenga.

   Uno de ellos es la jaula de la que dije algunas cosas antes y otras podrían ser las siguientes:

El recipiente de cristal

   Para los pequeños hámsters de Roborowski y los hámsters enanos grises los recipientes de cristal son más adecuados que las jaulas con rejas. Los pequeños hámsters apenas trepan, por lo que no aprovecharían las rejas. Se pueden utilizar recipientes de cristal, acuarios viejos o terrarios con cristales corredizos y otras superficies de ventilación.

   En el caso de acuarios que sólo están abiertos por arriba hay que procurar que la altura del recipiente no sea mayor que la anchura. En un acuario demasiado alto y estrecho muchas veces se forma agua de condensación y proliferan las bacterias porque el aire dentro del tanque no circula bien.

   Los acuarios pueden taparse con un marco de madera con rejilla metálica; en el caso de hámsters enanos de Roborowski, de Campbell y los enanos grises no es absolutamente imprescindible. En el caso de utilizar terrarios normales concebidos para reptiles hay que procurar que las rejas de ventilación (laterales y superiores) y las guías de los cristales corredizos sean de material que no podamos roer, jeje. También es posible tener a los hámsters dorados y enanos chinos en recipientes de cristal.

   Una superficie de base más grande que la de una jaula normal compensa la falta de posibilidades para trepar. El tamaño orientativo recomendable para hámsters enanos de Roborowski y grises es de: 50 x 30 x 25-30 cm (largo x ancho x alto). Para hámsters dorados el recipiente ha de ser un poco más grande: 80 x 40 x 30-40 cm y en el caso de los hámsters enanos chinos: 50-60 x 40 x 30-40 cm.

   Si se tienen pequeñas colonias de hámsters compatibles hay que alojarlos en recipientes más grandes. Las dimensiones que hemos dado aquí sólo valen para uno o dos animales.

   Por supuesto un recipiente nunca puede ser lo suficientemente grande, hacia arriba no hay limites de tamaño, sólo los del espacio del que usted disponga.

Una jaula hecha en casa

   Construir un alojamiento para nosotros no es demasiado difícil con un poco de habilidad para las manualidades. Placas de tablero aglomerado revestido de unos 12-15 mm de espesor se atornillan de manera que formen una especie de caja.

   De forma opcional se puede incorporar un cristal en la parte anterior y una tapa de reja de hierro galvanizado o (con algo más de trabajo) se construye una especie de armario con pequeñas puertas de reja (un terrario de madera con la parte anterior de reja). Una franja de cristal o de madera de 15-20 cm de altura colocada en la parte inferior evitará que el material de base en el suelo de la jaula caiga al exterior.

   Para las dimensiones adecuadas, échale un vistacillo al apartado anterior.

   En primer lugar, puedes comprar un sólido contenedor con paredes de vidrio o plástico, o bien una con armadura de hierro o de aluminio que tenga como paredes una tela metálica un poco gruesa. El tamaño deberá oscilar entre 1 m. de longitud por 30 cm. de ancho por 35 cm. de alto, aproximadamente. Este contenedor deberá rellenarse de arena mezclada con tierra un poco húmeda. Se colocarán también troncos o ramas verdes, para producir la sensación de que nos encontramos en contacto con la naturaleza (no es que nos lo creamos pero algo es algo). A tal efecto se pueden adquirir plantas en las tiendas especializadas. En una "casa" de este tamaño podrán alojarse tres o cuatro hámsters. Esta "casa", además, deberá presentar una ventilación adecuada para que podamos respirar aire limpio normalmente (agggg, sino que pestecilla a pies ufffff). Una vez construida la casa, se colocarán dentro de ella todos los accesorios necesarios, como son el comedero y el bebedero y todos aquellos objetos que tengan la finalidad de distraernos y divertirnos.